jueves, 9 de febrero de 2017

Ofertas en vacaciones: los llamados “paquetes vacacionales”

Todos queremos ahorrar dinero a la hora de vacacionar, y no por eso tenemos que ser considerados tacaños. Aquél que ha viajado mucho sabe que hay muchos gastos que pueden ser reducidos sin sacrificar por ello la calidad del viaje o de la estadía.
Por eso muchos viajeros esperan las épocas del año en que aparecen los llamados “paquetes vacacionales”, que no son más que ofertas de estadías por un precio estándar y que incluyen ciertos servicios específicos, lo cuales, al ser cancelados por separado en una estadía estándar, suman mucho más de lo que cuesta dicho paquete.

¿Cuándo es ideal encontrar estas ofertas?

Por lo general estas ofertas de vacaciones en hoteles y resorts son para estadías en temporadas altas, pero salen al mercado meses antes, de modo que los huéspedes que no pudieron obtener dicho paquete deban pagar una estadía estándar. Si vas a vacacionar en Navidad, debes comenzar a buscar los paquetes vacacionales en septiembre u octubre. Las ofertas para el verano comienzan a salir al mercado en mayo o incluso en abril.
Por lo general las ofertas vacacionales incluyen costo de estadía por dos días y tres noches (algunos ofrecen ofertas por una semana de estadía), con desayunos y cenas incluidos y traslado del aeropuerto al hotel, así como del hotel al aeropuerto el día del regreso. También incluyen bebidas alcohólicas y acceso a ciertos servicios específicos como por ejemplo gimnasio. Por lo general los hoteles ofrecen paquetes distintos, dependiendo de si se trata de una pareja o una familia con niños.

Cosas a tener en cuenta antes de adquirir una oferta vacacional

Para evitar malentendidos y ratos amargos en tu viaje, debes asegurarte de leer con mucha atención las condiciones bajo las que se aplica la oferta en el hotel o resort de tu elección. Cualquier duda que tengas al respecto puedes expresarla directamente al hotel o al agente de viajes que gestiona la adquisición de las ofertas. Es mejor que hagas mil preguntas antes del viaje y no encuentres sorpresas que muy posiblemente pudiste evitar a tiempo.
También es importante que busques reseñas de otros huéspedes que hayan obtenido dicha oferta en temporadas anteriores, o reseñas de huéspedes del hotel que sean recientes. Esto puede ser la diferencia entre unas vacaciones inolvidables y una estafa de grandes proporciones.

También es bueno que discutas con tu pareja y/o tu familia cuáles ofertas se encuentras disponibles y cuáles son las preferencias de todos. Así podrás estar seguro(a) de que tomas la decisión correcta y todos podrán disfrutar del viaje.

lunes, 23 de enero de 2017

¡Estas son las 6 cosas por las que viajar en moto te puede hacer feliz!

Para los motociclistas, las motos son parte esencial de su vida. Van con ellas a todos lados, y las quieren y cuidan con pasión. Para ellos, estar en ellas es algo rutinario. Sin embargo, algunas personas no optan por este tipo de transporte porque se sienten expuestos a riesgos.
Viajar en moto depende de la forma en las personas lo midan. Correr grandes distancias en carretera no es algo sencillo, y requiere responsabilidad. Pero, eso no quita la sensación de diversión, independencia y libertad que se adquiere al montar una motocicleta.
Sí, viajar en moto puede hacer feliz a las personas. Tomando en cuenta la seguridad, preparación y precauciones que son necesarios para hacerlo. Si aún no te animas a probar una motocicleta, estas puedes ser las razones que te impulsen a hacerlo. ¡Te divertirás!
1.     Sentirse libre
Cuando viajas en una moto puedes liberarte. Unas horas en carretera sintiendo la brisa o el clima, podrán relajarte de tus obligaciones y alejarte un poco de la rutina. El viaje que emprendas debe ser tu decisión.
2.      Ver nuevos lugares
Está claro que la moto tiene más facilidad de llegar a ciertos sitios en comparación con un automóvil. Aprovecha esto para irte por caminos que no conocías, podrían servirte de atajo o para descubrir cosas nuevas.
3.     Conocer en el camino
Un viaje en moto puede permitirte visualizar más y sentirte más cerca de aquellas personas que no habías notado en el camino. Sentirás el contacto con otros de manera más cercana.
4.     Sentirte vivo
Como estarás expuesto a los cambios climáticos, notarás más los días lluviosos, calurosos, con viento, con sol y con nieve. Tus sentidos reafirmarán que estás vivo.
5.     Llevar tu ritmo
Esto no se trata de una competencia. Así que cuando manejes una moto, puedes llevar tu propio ritmo, siempre teniendo presenta tu seguridad y la del resto. Tú decides cuándo parar, acelerar un poco el paso, y también si quieres darte una pausa para comer.
6.     Contacto con la naturaleza
Viaja en moto es estar expuesto a lo que está a tu alrededor. Si manejas una podrás admirar los paisajes de manera cercana, sentir diversos olores, y presenciar ciertos sonidos de la naturaleza.

Seguridad ante todo

Tener una moto puede propiciarte felicidad, ya sabes las razones. Sin embargo, debes tener presente lo necesario que es cuidarla para evitar riesgos o daños tanto en ella como en ti. Una de las recomendaciones más usuales es estar al tanto de las llantas de tu motocicleta, y estas son las recomendaciones que nos dan en la autoescuela de motos de Madrid Motocircuito.
Verificar cada cierto tiempo
Al menos en dos ocasiones por semana, debes revisar que las llantas tengan adecuada la presión de inflado. Para ello, existe una herramienta que se encarga de medir la presión, sigue las recomendaciones o manual de su fabricante.
Cuidado al frenar y arrancar
Evita forzar tus llantas arrancando o frenando de manera brusca. Cuando esto pasa, el caucho se va desgastando. Cuidado cuando se marquen las huellas de tus llantas en el suelo, quiere decir que hubo un desgaste.
Pendiente en las calles
No todos los sitios que recorras estarán limpios y con un pavimento especial para tu moto. Por esto debes estar al pendiente de las calles que tengan huecos, rocas, vidrios o algún elemento que pueda afectar tus neumáticos. Si estas cerca de alguno de estos, opta por manejar despacio para evitar golpes o tropiezos.
La alineación
Se trata del mecanismo utilizado para que las llantas estén ajustadas, para que su contacto con el piso al rodar, sea el adecuado. La alineación tiene que realizar cada seis meses o cada 10.000km recorridos.